como pelar una granada

Cómo pelar una granada de forma rápida y fácil

Seguro que te ha pasado alguna vez que te ha apetecido mucho comer una fruta pero te ha dado pereza pelarla…y seguro que alguna vez la protagonista de esta historia ha sido una granada. En este artículo te contamos cómo pelar (o desarilar) una granada sin terminar como si te hubieras peleado con ella.

Aprende a pelar una granada…y no desesperar en el intento

Granos que salen despedidos, gotas que terminan salpicando toda la cocina, las odiosas telillas amarillas entre los arilos…Seguro que alguna vez has intentado pelar una granada y no ha salido como esperabas.

A continuación, te contamos por pasos cómo pelar una granada para que puedas disfrutar de esta súper fruta:

  1. En primer lugar, cogemos la granada y hacemos un corte alrededor del cáliz de la granada, para quitar la parte por dónde antes estaba la flor.
  2. Buscamos las vetas, es decir las nervaduras de piel blanca que separan los gajos, y hacemos un corte superficial en la corteza siguiéndolas, sin llegar al centro de la granada.
  3. A continuación, hacemos otro corte superficial por el centro de la granada, perpendicular a los anteriores, y siguiendo la circunferencia que nos marca la granada.
  4. Ponemos un bol debajo para no desperdiciar ningún grano que pueda caer, y abrimos los gajos tirando hacia afuera.
  5. Quitamos la parte central, y ya tendremos los granos sueltos para poder quitarlos.
  6. Si hace falta y los granos no se sueltan fácilmente de la corteza, le damos la vuelta a la granada y con una cuchara de madera o algo similar le vamos dando unos golpecitos en la corteza poniendo un bol por debajo, los granos se irán desprendiendo.

Pero por si con estos pasos no terminas de verlo del todo claro, te compartimos este vídeo en el que Toni, nuestro agricultor de Granalma te explica paso a paso cómo desarilar una granada:

Ahora ya, una vez desarilada la granada, solo queda disfrutarla. Además de poder comerlas solas, como cualquier fruta, se pueden tomar en zumo acompañadas de otras frutas como la naranja, o añadirla como acompañamiento en tus ensaladas.

La granada es una fruta que queda genial en recetas agridulces y se lleva de maravilla con otros superalimentos como el aguacate. Además, si te faltan motivos para animarte a pelarlas, solo tienes que ver todas sus propiedades y beneficios para nuestra salud. Así que ya no tienes excusas para disfrutar de esta fruta de temporada e incluidla en tu menú diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra