zumo granada

Cómo hacer zumo de granada: conoce todos sus beneficios

Como hemos repetido en múltiples ocasiones en nuestros artículos del blog, la granada (también conocida como mangrana) es una fruta con múltiples beneficios: reduce el colesterol, son beneficiosas para el aparato digestivo, es una fuente natural de antioxidantes que ayuda a reducir el riesgo de sufrir diferentes patologías, son beneficiosas para nuestra piel y muchos otros beneficios que te explicaremos a lo largo de este artículo.  

Es por todo ello que incluir la granada en nuestra dieta de otoño-invierno es todo un acierto. Normalmente se suelen consumir los arilos, ya sea en diferentes recetas o como postre, sin embargo, hoy queremos enseñarte a cómo hacer zumo de granada de forma fácil y rápida. 

Hacer zumo de granada paso a paso

Para elaborar el zumo de granada de forma fácil y rápida necesitarás una máquina de prensar, un colador (para quien no le guste las semillas), un cuchillo y, por supuesto, granadas de calidad que podrá encontrar en nuestra tienda online de Granalma

1. Elige el tipo para elaborar el zumo de granada

Lo primero y más importante que determinará la calidad y sabor del zumo de granada es el tipo de granada que elijas. La duración de la temporada de esta fruta oscila desde septiembre hasta marzo, por lo que dependiendo del mes y el sabor que prefieras podrás encontrar tres tipos.

Granada Purple Queen: también conocidas como roja temprana, son las encargadas de dar comienzo a la temporada de las granadas en Granalma. Recomendadas si buscas un zumo de granada dulce.

Granada Mollar: más conocida como granada Mollar de Elche, es una de nuestras variedades más dulces junto con la Purple Queen. Su color es más anaranjado.

Granada Wonderful: nuestra variedad más roja y semiácida. Perfectas si buscas un zumo de granada no tan dulce y más semiácido. Podrás disfrutar de esta variedad de granadas hasta casi principios de marzo. 

Si necesitas más información, puedes leer nuestro artículo sobre la temporada de las granadas

2. Elige el tamaño correcto de la granada

Uno de los fallos principales que se comete a la hora de elegir las granadas es escoger un tamaño muy grande para terminar más rápido. Si introduces una granada muy grande en el exprimidor, la granada sobresale y se pierde mucha cantidad de zumo. 

Por ello, desde Granalma te recomendamos siempre que escojas la granada más pequeña para hacer zumo de granada. Por ejemplo, la caja de 4kg de la variedad Wonderful donde encontrarás unas 18 unidades aproximadamente. 

3. Parte la granada por la mitad

Una vez hayas seleccionado el tipo de granada que quieres usar, es momento de partir la granada por la mitad para incluirla en el exprimidor. Simplemente, y con la ayuda de un cuchillo, parte la granada por la mitad. Para no tener que quitar la corona, te recomendamos hacer un corte lateral. 

La granada tiene un proceso de pelado un poco más especial que el resto de frutas, así que te dejamos por aquí el video de Antonio, nuestro agricultor, pelando (o desarilando) una granada en caso de que quieras comerla en otro momento.  

4. Introduce la granada por la mitad en el exprimidor

Por último, coloca el vaso junto con el colador en el exprimidor y exprime la granada. Es muy sencillo pero tendrás que hacer algo de fuerza para asegurarte de que aprovechamos al máximo toda la granada. 

Et viola! Ya tienes un zumo de granada recién exprimido para disfrutar. Fácil, ¿verdad? Y, además de un sabor increíble, el zumo de granada tiene múltiples beneficios para la salud.

Beneficios del zumo de granada

Como ya comentamos en uno de nuestros últimos artículos sobre los beneficios y propiedades de la granada, un estudio del Laboratorio de Investigación sobre Lípidos de Haifa (Israel) y de la Universidad de Nápoles (Italia) demostró que beber un vaso diario de zumo de granada reducía la presencia de colesterol y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares gracias a sus antioxidantes.

Además de ello, el zumo de granada es beneficioso para el aparato digestivo, ya que es rica en taninos hidrolizables que favorecen la absorción del agua y combaten problemas intestinales como la diarrea. 

También es una fruta con un alto poder antioxidante y gracias a sus vitaminas favorece nuestra piel hidratándola. 

Si estás interesado/a en conocer más beneficios y propiedades de las granadas, no te pierdas nuestro artículo del blog donde te contamos estas y muchas más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Tu compra
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando